MICOSIS. CLASIFICACION. VIAS DE INFECCION

De las miles de especies conocidas de levaduras y mohos sólo aproximadamente cien de ellas provocan enfermedades en el hombre y los animales. Las micosis son las infecciones producidas por los hongos.

 

Las micosis se pueden clasificar de diferente forma dependiendo del punto de vista que se considere:

  1. Según el agente y el huésped involucrado se clasifican en
  • Primarias
  • Oportunistas
  1. Según el tejido que parasiten se clasifican en:
  • Superficiales
  • Subcutáneas
  • Profundas o sistémicas

Micosis Superficiales

 Atacan la piel, los pelos y las uñas. Pueden ser crónicas y resistentes al tratamiento pero rara vez afectan la salud general del enfermo, no invaden tejidos profundos. Entre los hongos que causan este tipo de infección están los dermatófitos, que atacan la capa córnea de piel y faneras, entre los que existen tres especies de importancia: Trichophyton spp, Microsporum spp y Epidermophyton spp
La mayoría de los dermatófitos son de amplia diseminación mundial, pueden encontrarse en el suelo y provocar infecciones en animales domésticos y de allí transmitirlas al hombre. Causan entre otras micosis, la tiña y el pié de atleta.
Otros hongos atacan exclusivamente la porción extrafolicular de los pelos del cuero cabelludo, fromando nódulos a su alrededor, duros, negros brillantes y visibles a simple vista, esta micosis es la piedra negra, causada por Piedraia hortai. Cuando los nódulos son blanquecinos y atacan pelos del cuero cabelludo, barba, bigote y pubis se denomina puedra blanca y el agente etiológico es Trichosporon beigelii.
Existen hongos que atacan la epidermis, por ejemplo Malassezia furfur que causa la pitiriasis versicolor  y Exophiala wernecki que produce la tinea nigra palmaris.
Algunas especies pueden localizarse en piel, mucosas y uñas, como los hongos del género Candida

Micosis Subcutáneas

Son producidas por hongos que viven en el suelo o en la vegetación en descomposición, y deben ser introducidos al tejido subcutáneo para que se desarrolle la infección. La esporotricosis es una micosis subcutánea causada por el hongo Sporothix schenkii, que vive en las plantas o en la madera y provoca una infección granulomatosa crónica cuando se introduce en froma traumática debajo de la piel.

Micosis Profundas

Pueden provocar una afección general y en ocasiones resultan mortales. Son causadas por hongos que viven libres en la naturaleza, en el suelo o en material orgánico en putrefacción y con frecuencia están limitadas a ciertas regiones geográficas. En tales zonas muchas personas adquieren la micosis, la mayoría sólo desarrolla síntomas menores o ningún síntoma y sólo una minoría de los enfermos progresa hacia la enfermedad completamente desarrollada y grave o mortal. La infección se adquiere por inhalación. Estos hongos patógenos no producen toxinas por lo general; la reacción típica que causan en los tejidos es un granuloma crónico, que es un tumor de tejido inflamatorio, con grado variable de necrosis y formación de absesos.
La diseminación de la infección puede ocurrir a cualquier órgano, aunque cada hongo tiene un tropismo hacia determinado órgano. Un ejemplo es la coccidioidomicosis, causada por el hongo Coccidioides inmitis, que se adquiere por inhalación y provoca una infección respiratoria que puede ser asintomática o bien presentar síntomas similares a la gripe, con fiebre, malestar general, tos, dolores en todo el cuerpo. En menos del 1% de los infectados, la infección progresa a la forma diseminada altamente mortal. Otros ejemplos de micosis generales son la cripotocococis, histoplasmosis, paracoccidioidomicosis, etc.

Micosis Oportunistas

Son producidas por hongos que por lo general no inducen enfermedad pero pueden hacerlo en lñas personas que tienen alterados los mecanismos de defensa. Pueden infectar cualquier órgano del cuerpo. Un hongo que produce frecuentemente micosis oportunistas es Candida albicans que puede presentarse en el aparato digestivo después de la administración oral de antibióticos pero por lo general no provoca síntomas. Puede ser transportada por la sangre a muchos órganos, incluyendo las meninges, pero en general no está capacitada para establecerse por sí misma excepto en un huésped muy debilitado. Puede provocar diseminación y septicemia en enfermos con alteración en la inmunidad celular por ejemplo en los enfermos de SIDA, o los que reciben terapia anticancerosa o los que padecen linfomas. Los principales factores que predisponen  a la infección por Candida sp son: diabetes mellitas, debilidad general, inmunosupresión, cateterismo urinario o intravenoso, administración de antibióticos que alteren la flora normal, etc. Puede producir tambien infecciones en la boca, en la mucosa, muguet, vulvovaginitis, infecciones en piel, uñas, pulmones, riñones.
Criptoococcus neoformans también es oportunista y la manifestación clínica mas frecuente que produce es la meningitis.

Mecanismos de producción de las micosis

  1. Desarrollo exagerado sobre la superficie de la piel y anexos. La mayoría de los agentes integran la flora normal y algunos pocos son de contaminación externa, por ejemplo pitiriasis versicolor, piedra blanca y negra.
  2. Las micosis superficiales son producidas por hongos queratinofílicos que proliferan en la capa córnea de piel y faneras, como los dermatofitos. Estos agentes parasitan la capa córnea de la piel sin penetrar la dermis pero sus productos metabólicos sí lo hacen y son capaces de excitr el sistema inmune provocando una reacción semejante a una dermatitis de contacto. Otras micosis superficiales son producidas por hongos del género Candida y pueden desarrollar en piel, mucosas y uñas. Acá hay una estrecha relación huésped-parásito.
  3. Enfermedades pulmonares benignas: es el caso de microorganismos que penetran por vía inhalatoria y llegan al parénquima pulmonar. Para esto el inóculo infectante debe reunir ciertas condiciones, debe tener un tamaño menor a 5 micrones para poder llegar al alveólo pulmonar y debe adaptarse al nuevo ambiente para resistir los mecanismos defensivos del huésped. Esta adaptación trae aparejada cambios de composición de la pared celular y en la morfología. El hongo se redondea, adopta la forma de levadura o de esférula y se transforma en lo que llamamos forma parasitaria. Esta capacidad de presentarse en una forma miceliana en el medio ambiental donde vive, forma saprofítica, y otra diferente en el huésped que parasita, constituye el dimorfismo fúngico. Las micosis pulmonares son benignas pero esto sucede cuando el mecanismo defensivo del huésped funciona normalmente y el inóculo inhalado no es masivo. En este caso el equilibrio huésped-parásito se inclina hacia el primero y como recuerdo de este primer contacto con el hongo se adquiere resistencia a las reinfecciones, quedando como cicatriz inmunoloógica la positividad de la prueba cutánea frente al antígeno homólogo constituyendo lo que denominamos micosis infección. Por el contrario, cuando el hongo es el que vence las defensas del huésped, su multiplicación en el mismo produce lo que conocemos como micosis enfermedad. Estas micosis pulmonares se transforman en estos casos en micosis invasivas con frecuente diseminación a otros órganos, lo que se conoce como micosis sistémicas. Las micosis sistémicas pueden ser endémicas, como la histoplasmosis, paracoccidioidomicosis y coccidioidomicosis, o universales o cosmopolitas, como la cryptococosis.


Vías de infección

  1. Contacto directo del animal u hombre infectado, o indirecto a través de fómites.
  2. Micro o macrotraumatismos
  3. Vía inhalatoria de elementos infectantes del hongo cuyo hábitat es el medio exterior