MICROBIOLOGIA. MECANISMOS DE TRANSMISION DE LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS

Las enfermedades infecciosas pueden transmitirse directamente de persona a persona o a través de vectores, ya sean animados o inanimados.

 

1- Transmisión vertical: es la que ocurre de madre a hijo durante la gestación o en el momento del parto. La transmisión transplacentaria ocurre en forma típica en diferentes enfermedades como rubéola, enfermedad por Citomegalovirus e infección por VIH.
Otros gérmenes como Streptococcus ß hemolítico grupo B, N. gonorrhoeae y virus herpes 2 entran en contacto con el recién nacido durante su pasaje por el canal de parto.
 

2- Contacto directo: numerosas enfermedades se diseminan debido a un contacto directo entre un huésped susceptible y un individuo infectado. Este contacto puede ser sexual, mano-mano o a través de gotitas de secreciones respiratorias.
Las enfermedades venéreas o de transmisión sexual se transmiten durante las relaciones sexuales, como por ejemplo gonorrea, sífilis, infección por HIV, herpes y hepatitis B. En este caso el reservorio son las personas infectadas, en general asintomáticas.
La fiebre tifoidea se disemina por contacto fecal-oral, a través de las manos de personas  portadoras.
Las secreciones respiratorias de sujetos enfermos por ejemplo de tuberculosis, son aereosolizadas al toser y estornudar.
 

3- Fomites: son vectores inanimados. Ejemplos de esto lo constituyen utensilios de comida e higiene personal, instrumental y equipo de hospitales como catéteres intravasculares. Las infecciones nosocomiales o adquiridas en el hospital pueden resultar de la diseminación a través de equipo de tratamiento como respiradores, instrumentos o agentes terapéuticos como soluciones intravenosas.
 

4- Agua y alimentos: son los vehículos que con mayor frecuencia se hayan implicados en la transmisión de enfermedades infecciosas en la comunidad. A menudo son responsables de epidemias, esto es, un aumento en el número de casos, que supera los esperados, dentro de
una determinada comunidad. La contaminación del agua de beber no debidamente potabilizada o la introducción de gérmenes luego de la potabilización son responsables de epidemias de fiebre tifoidea, hepatitis A, shigelosis, salmonellosis, cólera, entre otras. También alimentos crudos o mal cocidos (carne, mariscos) o la leche no pasteurizada, y la conservación no adecuada de los alimentos una vez preparados han sido asociados a brotes. Los alimentos no refrigerados
luego de preparados actúan como medio de cultivo para el crecimiento de gérmenes que han sido
introducidos durante su preparación. Los ejemplos de alimentos contaminados más conocidos son huevos (Salmonella), leches y cremas (Staphylococcus aureus)
Las enfermedades asociadas al consumo de leche no pasteurizada y sus derivados son
la infección por Mycobacterium bovis y por especies de Brucella.
Los microorganismos capaces de causar brotes asociados a la ingesta de agua o alimentos contaminados suelen ser excretados por personas o animales infectados, durante la etapa de enfermedad aguda, o en muchos casos por portadores asintomáticos; esto es infectados que portan el germen pero que no presentan signos ni síntomas. Estos portadores pueden tener una enfermedad subclínica o haberse recuperado de la etapa sintomática. En estos casos el germen se aloja en algún tejido u órgano del huésped y continúa excretándose aumentando así en gran medida el potencial de transmisión.
Algunas enfermedades transmitidas por alimentos como el botulismo no son infecciones sino que resultan de la ingestión de toxinas bacterianas por lo que se consideran intoxicaciones.
 

5- Trasmisión aérea: está asociada sobre todo a la transmisión de ciertos hongos que crecen en el suelo, etc. y que pueden ser aerozolizados y aspirados causando enfermedad más o menos severa. Las enfermedades infecciosas respiratorias son producidas por esta vía, ya que el enfermo o portador del agente infecciosa elimina gotitas de saliva o secresiones mucosas al toser hablar y estornudar que se transforman en aerosoles que son aspirados por otros huespedes, causandoles enfermedad.
 

6- Animales: Muchas enfermedades que afectan a animales, zoonosis, pueden ser transmitidas en forma accidental al ser humano. Ejemplos de estas enfermedades son la Rabia que se transmite por la mordedura de perros infectados o la Brucelosis. Además de los vertebrados, los artrópodos son importantes vectores de infecciones humanas. Se ha demostrado que las moscas actúan como vectores para la Shigelosis, los mosquitos transmiten la Malaria, las garrapatas la enfermedad de Lyme y otros artrópodos transmiten diversos virus y Rickettsia.

 

7- Transmisión parenteral. Se refiere a la inoculación del agente infeccioso a través de agujas en el torrente circulatorio, por ejemplo en caso de transfusión sanguínea o punciones con agujas con material contamido
 

La dosis infectante es el número de gérmenes requeridos para producir la infección. Para el caso de Salmonella se requiere ingerir 105 bacterias para causar diarrea, en cambio, para Shigella la enfermedad se reproduce solamente en la ingesta de 10 a 100 gérmenes.