PARASITOLOGÍA. GENERALIDADES. TERMINOLOGÍA

La Parasitología es la rama de la biología que estudia los fenómenos de dependencia o interrelaciones que se establecen entre dos seres vivos.
En la naturaleza las asociaciones biológicas pueden establecerse entre individuos de una misma especie o de especies distintas.

Las Asociaciones biológicas entre individuos de especies diferentes más comunes son:
Mutualismo: En esta relación los asociados se llaman mutualistas porque ambos se benefician de la asociación. El mutualismo generalmente es obligatorio porque en la mayoría de los casos los mutualistas han desarrollado dependencias fisiológicas entre sí y no pueden sobrevivir separados (Ej.: algas y hongos que juntos forman los líquenes; los ciliados de los rumiantes que permiten digerir la celulosa, etc.)
Comensalismo: asociación en la cual uno solo de los simbiontes se beneficia y recibe el nombre de comensal. En este caso el hospedero no sufre daño, es decir, no se beneficia ni se perjudica. Ejemplo: la presencia de Entamoeba coli en el intestino del hombre.
Parasitismo: asociación en la cual uno solo de los socios, el parásito, se beneficia y el otro, el hospedero, puede sufrir daño. Puede dañar a su hospedero de muchas maneras: daño mecánico, digiriendo o absorbiendo sus tejidos, eliminando productos metabólicos tóxicos, o compitiendo por los nutrientes. La mayoría de los parásitos actúan sobre sus hospederos combinando varios de estos mecanismos. Por consiguiente, los parásitos pueden ser patógenos.
La línea demarcatoria entre comensalismo y parasitismo no es rígida. Muchas veces, los parásitos viven como comensales en el huésped y sólo en determinadas ocasiones producen daño.
De acuerdo con estas premisas, se puede concluir definiendo el parasitismo como un estado de asociación biológica entre dos especies vivas diferentes y el parásito como el ser vivo que, de manera temporal o permanente, vive a expensas de otro organismo de distinta especie, obteniendo de éste su nutrición y morada y al cual, eventualmente, puede producir daño.
La mayoría de los parásitos están constituidos por agrupaciones moleculares (virus), por una sola célula (bacterias, hongos, protozoos), por millones de células agrupadas en órganos y sistemas (helmintos, artrópodos). La gran mayoría de los parásitos causan daño local o sistémico de uno u otro tipo. Estas especies son patógenas.
La Parasitología estudia los protozoos y los parásitos metazoarios (helmintos y artrópodos)
 

Terminología

Huésped u hospedero: es el ser vivo que recibe al parásito.

Agente infectante: es un macro o microorganismo capaz de desarrollarse y/o multiplicarse en el hospedero. La forma infectante es la fase del parásito que tiene la capacidad de infectar al hospedero.

Vector: es un artrópodo u otro animal invertebrado que transmite el parásito al huésped, bien sea por inoculación al picar, por depositar el material infectante en la piel o mucosas o por contaminar alimentos u otros objetos. Los vectores pueden ser sólo portadores mecánicos de los parásitos como en el caso de moscas y cucarachas o pueden ser portadores biológicos cuando los parásitos se multiplican en ellos o las larvas se transforman en ellos para ser infectantes.

Material infeccioso: es un objeto (fómite) que contiene o transporta formas infectantes y que pasivamente puede ser vehículo mecánico en la transmisión de enfermedades.

Epidemiología: es el estudio de la distribución y de los determinantes de la prevalencia y las medidas de profilaxis para prevenirlas. La enfermedad es el resultado de la interacción de tres elementos: Agente, Hospedero, Medio Ambiente. Estos elementos constituyen la tríada ecológica.

Epidemia: aparición de un número de casos mayor de lo esperado de una enfermedad, en una comunidad.

Endemia: una enfermedad que se mantiene estacionaria a través de los años con ciertas fluctuaciones pero dentro de los límites habituales de lo esperado.

Pandemia: es una epidemia que alcanza simultáneamente grandes zonas geográficas de diferentes continentes.

Reservorio: es el local natural donde vive habitualmente un agente infeccioso (enfermo, portador sano, animal doméstico o salvaje, agua, suelo, alimento, etc.).

Zoonosis: Enfermedades de animales transmisibles al hombre.

Fuentes de exposición a la infección o infestación parasitaria

La exposición a la infección o infestación puede tener lugar por una o varias de las siguientes fuentes:
1- Suelo o agua contaminados.
2- Alimentos que contengan los estadios inmaduros infectantes del parásito.
3- Insectos chupadores de sangre.
4- Animales domésticos o salvajes que contengan al parásito.
5- Otra persona, su ropa, ropa de cama o medio ambiente inmediato que lo haya contaminado.
6- Uno mismo.

Vías de entrada en el cuerpo

1- La boca: es la vía de entrada más común de los parásitos internos, las endoparasitosis casi todas se adquieren por vía oral, por ejemplo Taenia saginata, Oxyuris vermicularis, etc.
2- La piel: algunos parásitos penetran activamente en el cuerpo desde el suelo a través de la piel, por ejemplo Ancylostoma duodenale. Otros son transmitidos por artrópodos como por ejemplo Tripanosoma cruzi, que es el agente causal del Mal de Chagas, es trasmitido por la vinchuca.
3- A través de la placenta: algunos parásitos pueden atravesar la barrera placentaria, e infectar al feto, por ejemplo Toxoplasma gondii, que puede transmitirse a través de la placenta, además de otras vías
4- Por contacto sexual, por ejemplo Trichomonas vaginalis.
5- Por inhalación de huevos